Más allá de una mirada

17 octubre 2006

 

Estaba sentada en el último vagón. Su pelo ondeaba suelto sobre sus hombros. Una gran sonrisa relucía en su rostro. Sus ojos, sin embargo, estaban ocultos tras unas grandes gafas oscuras. Me senté frente a ella. Se le veía feliz. Le sonreí. Su expresión no cambió. Continuó sonriendo, como si no se diera cuenta de mi presencia. Estaba sumergida en su mundo. Me adentré en sus pensamientos sin permiso, buscando la entrada en esa mirada que me ocultaba. De repente, ladeó suavemente la cabeza, y su expresión se tornó seria.
- ¿Por qué buscas dentro de mi lo que ves fuera?- preguntó con un hilo de voz que apenas reconocí.
- Porque aceptar una mentira es más fácil que buscar la verdad. Y yo quiero tu verdad.


No me respondió. Se quitó las gafas y me mostró sus grandes ojos oscuros. Centelleaban como nunca lo habían hecho. Sobraban las palabras. Sus ojo gritaban, ya secos, que alguien le arropara. Lo sabia, y ella sabia que lo sabía. Me necesitaba. O quizás necesitara a alguien que viera más allá de su sonrisa. Que viera más allá de lo que mostraba. Que no preguntara. Que la encontrara y sin esperar su confesión, la abrazara.

5 Han volado hasta mi Luna...:

Anónimo dijo...

Esa chica que había frente a tí en el último vagón del metro realmente no existía. Realmente eras tú reflejada desde la ventana.

marina dijo...

pues no sé yo, pero la peca esa me suena...

krikri dijo...

Yo??peka??? no sé de q hablais???? (cara de "no se de q hablais") ;)

Gracias xikos por estar ahi animandome siempre...

Gwynette dijo...

pyes lo he encontrado muyyy bonito ! :-)

krikri dijo...

gracias gwynette, y bienvenida :)